Páginas

23 feb. 2015

Irse. Hay momentos para irse.

00:26 hs. 
Tirada en la cama, inmovil. 
El ventilador me acaricia y me pone la piel de gallina.

Y de pronto solo tengo esa idea: Irse.
Necesito irme.
Imploro irme.
TEngo que irme.

No se a donde. No se como. No se porque ni para que.

Solo irme.

De un sobresalto salgo de la cama. Me calzo las ojotas.
Quiero irme. Pero como no se a donde, lo más lejos que llego es a la cocina. 
Abro la heladera. Tomo jugo del pico de la botella. No tengo mas vasos limpios para usar.

Tengo hambre. Me hago un sanguchito improvisado con pan y queso untable. Ceno en la mesada.

Quiero irme.